Motivos por los que no puedes asegurar tu coche

Índice
  1. No aseguramos autos en mal estado
  2. No asegurable: ¿Cuándo sucede?
    1. 1. No tienes el permiso de conducir adecuado
    2. 2. Tienes antecedentes penales
    3. 3. No tienes un historial de conducción
    4. 4. Tu coche es muy antiguo o muy nuevo

¿Te has preguntado por qué no puedes asegurar tu coche? Seguramente has tenido problemas para conseguir una póliza de seguro para tu vehículo y no sabes por qué. En este artículo te explicamos algunos motivos por los que esto puede estar ocurriendo. Si eres de los que se ha topado con este problema, sigue leyendo y descubre qué puedes hacer al respecto.

No aseguramos autos en mal estado

Si estás pensando en asegurar tu coche, es importante que sepas que hay ciertos motivos por los que es posible que las compañías de seguros se nieguen a hacerlo. Uno de estos motivos es tener un coche en mal estado.

¿Qué se considera un coche en mal estado? Pues básicamente, cualquier vehículo que presente daños o problemas que afecten a su seguridad al volante. Por ejemplo:

  1. Neumáticos desgastados: si tus neumáticos están muy gastados, pueden reventar en plena marcha y causar un accidente. Es importante que los cambies regularmente para garantizar tu seguridad y la de los demás conductores.
  2. Frenos desgastados: al igual que con los neumáticos, unos frenos desgastados pueden influir en la capacidad de frenado de tu coche. Si no puedes frenar a tiempo, puedes colisionar con otro vehículo o salirte de la carretera.
  3. Problemas en la dirección: si la dirección de tu coche está dañada, puedes perder el control del vehículo en plena marcha.
  4. Estructura dañada: si tu coche ha sufrido algún golpe o accidente y su estructura ha quedado dañada, puede que no sea seguro conducirlo. Debes llevarlo al taller para que lo revisen y reparen antes de circular con él.

No quieren correr el riesgo de tener que pagar una indemnización en caso de accidente debido a un vehículo en mal estado.

Así que si quieres asegurar tu coche, asegúrate de que está en buen estado y al día en cuanto a revisiones y mantenimiento. Si tienes dudas, acude a un taller mecánico de confianza para que revisen tu vehículo y te aconsejen al respecto.

No asegurable: ¿Cuándo sucede?

¿Te has preguntado alguna vez por qué no puedes asegurar tu coche? Existen diferentes motivos por los que una compañía de seguros puede decidir que tu vehículo no es asegurable. Uno de ellos es que el coche se encuentre en mal estado o tenga un alto kilometraje, lo que aumenta el riesgo de accidente. Pero, ¿qué pasa cuando el motivo no está relacionado con el coche en sí?

1. No tienes el permiso de conducir adecuado

Si no tienes el permiso de conducir adecuado para el tipo de vehículo que quieres asegurar, la compañía de seguros no te proporcionará cobertura. Por ejemplo, si quieres asegurar una furgoneta pero solo tienes el permiso de conducir de coche, es muy probable que no puedas conseguir un seguro.

2. Tienes antecedentes penales

Si tienes antecedentes penales relacionados con la conducción, como conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, es posible que las compañías de seguros te consideren un riesgo demasiado alto. En estos casos, es muy probable que no puedas conseguir un seguro.

3. No tienes un historial de conducción

Si acabas de sacar el permiso de conducir y no tienes experiencia al volante, es posible que las compañías de seguros te consideren un conductor novato y por lo tanto un riesgo demasiado alto. En estos casos, es probable que te ofrezcan un seguro con una prima más alta o directamente no te aseguren.

4. Tu coche es muy antiguo o muy nuevo

Las compañías de seguros suelen ser reticentes a asegurar coches muy antiguos o muy nuevos. En el primer caso, debido a que es más probable que el vehículo sufra averías y necesite reparaciones costosas. En el segundo caso, porque los coches nuevos suelen ser más caros de reparar en caso de accidente.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, lo mejor es que consultes con varias compañías de seguros y compares diferentes opciones hasta encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Espero que esta info te haya aclarado las dudas sobre las pegas para asegurar tu coche. Si tienes el coche en regla, no tendrás problema. Pero si estás en uno de esos casos chungos, ya sabes, a ponerle solución. Gracias por echar un ojo al artículo, ¡nos leemos pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad