Cómo comprobar si tu coche es de bajas emisiones

Índice
  1. Identificar coche de bajas emisiones
  2. Coche de bajas emisiones: ¿cómo saber?
    1. Etiqueta ambiental de la DGT
    2. Criterios de la etiqueta ambiental
    3. Consulta la etiqueta ambiental
  3. Nivel emisiones coche: ¿Cómo saber?

Si eres dueño de un coche, seguramente te preocupa el impacto que éste pueda tener en el medio ambiente. Cada vez es más frecuente oír hablar de coches de bajas emisiones, pero ¿cómo saber si el tuyo es uno de ellos? En este artículo te explicaremos de manera sencilla y directa cómo comprobar si tu coche es de bajas emisiones, para que puedas tomar decisiones informadas y conscientes acerca del cuidado del planeta y de tu bolsillo. ¡Sigue leyendo!

Identificar coche de bajas emisiones

¿Quieres saber si tu coche es de bajas emisiones? ¡No te preocupes, aquí te lo explicamos!

Para empezar, es importante que sepas que los coches de bajas emisiones son aquellos que emiten pocos gases contaminantes a la atmósfera. Si tu coche es de bajas emisiones, no solo estarás contribuyendo al cuidado del medio ambiente, sino que también podrás disfrutar de algunas ventajas, como por ejemplo:

  • No pagar el impuesto de circulación o tener un descuento en el mismo.
  • Tener acceso a zonas restringidas al tráfico en el centro de las ciudades.
  • Obtener descuentos en peajes o aparcamientos públicos.

Para identificar si tu coche es de bajas emisiones, tienes que fijarte en la etiqueta medioambiental de la DGT. Esta etiqueta se coloca en el parabrisas delantero y es de color verde o azul. Existen cuatro etiquetas diferentes:

  1. Etiqueta Cero Emisiones: para vehículos eléctricos y de pila de combustible.
  2. Etiqueta ECO: para vehículos híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 km o vehículos híbridos no enchufables con una autonomía mínima de 160 km.
  3. Etiqueta C: para vehículos con motores de gasolina o diésel con homologación Euro4, Euro5 o Euro6.
  4. Etiqueta B: para vehículos con motores de gasolina o diésel con homologación Euro3 o inferior.

Si tu coche tiene la etiqueta Cero Emisiones o la etiqueta ECO, ¡enhorabuena! Tu coche es de bajas emisiones y podrás disfrutar de las ventajas mencionadas anteriormente.

Si tu coche tiene la etiqueta C o la etiqueta B, no es considerado un coche de bajas emisiones, pero aún así puedes seguir contribuyendo al cuidado del medio ambiente con algunos consejos, como por ejemplo:

  • Realizar un mantenimiento regular de tu coche, incluyendo cambios de aceite y filtros.
  • Circular de manera eficiente, evitando acelerones bruscos y frenazos innecesarios.
  • Utilizar el transporte público o la bicicleta siempre que sea posible.

Si tu coche no es de bajas emisiones, no te preocupes, aún puedes seguir contribuyendo al cuidado del medio ambiente con algunos consejos prácticos. ¡Cuidemos nuestro planeta!

Coche de bajas emisiones: ¿cómo saber?

Si estás pensando en comprar un coche nuevo o de segunda mano, es importante considerar su impacto ambiental en el planeta. Los coches de bajas emisiones son una buena opción para reducir la contaminación y cuidar el medio ambiente. Pero ¿cómo saber si un coche es de bajas emisiones? Aquí te lo contamos.

Etiqueta ambiental de la DGT

La etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) es la forma más sencilla de saber si un coche es de bajas emisiones. Esta etiqueta clasifica los vehículos en cinco categorías en función de su impacto ambiental. Los coches más limpios y eficientes reciben la etiqueta CERO emisiones o ECO, mientras que los más contaminantes no reciben etiqueta alguna.

Criterios de la etiqueta ambiental

La etiqueta ambiental de la DGT se basa en los siguientes criterios:

  1. Emisiones de CO2: cuanto menos CO2 emita el coche, mejor será su etiqueta.
  2. Tipo de combustible: los coches eléctricos e híbridos enchufables son los que reciben la etiqueta CERO emisiones o ECO.
  3. Tipo de motor: los motores más modernos y eficientes reciben mejores etiquetas.

Consulta la etiqueta ambiental

Para saber si un coche es de bajas emisiones, lo primero que debes hacer es consultar la etiqueta ambiental de la DGT. Esta etiqueta se puede solicitar en la Jefatura de Tráfico o en la página web de la DGT. También puedes comprobar si un coche tiene etiqueta ambiental en la base de datos de la DGT.

Además, muchas ciudades españolas tienen zonas de bajas emisiones en las que solo pueden circular los coches con etiqueta ambiental. Por lo tanto, es importante tener en cuenta la etiqueta a la hora de comprar un coche si quieres evitar restricciones de circulación.

Comprobar si un coche es de bajas emisiones es fácil gracias a la etiqueta ambiental de la DGT. Esta etiqueta clasifica los vehículos en cinco categorías en función de su impacto ambiental. Para saber si un coche tiene etiqueta ambiental, puedes solicitarla en la Jefatura de Tráfico o consultar la base de datos de la DGT. Recuerda que los coches de bajas emisiones son una buena opción para reducir la contaminación y cuidar el medio ambiente.

Nivel emisiones coche: ¿Cómo saber?

Si te preocupa el impacto ambiental de tu coche y quieres saber si es de bajas emisiones, hay una forma sencilla de comprobarlo. El nivel de emisiones de los vehículos se mide a través de la etiqueta ambiental de la DGT, que clasifica los coches en función de su impacto en el medio ambiente.

Existen cuatro tipos de etiquetas ambientales: 0, ECO, C y B. La etiqueta 0 es la más ecológica y corresponde a los vehículos eléctricos e híbridos enchufables con una autonomía mínima de 40 km. La etiqueta ECO es para los coches híbridos no enchufables, los de gas natural comprimido o licuado y los de gasolina con emisiones reducidas. La etiqueta C es para los vehículos gasolina con emisiones más elevadas y la etiqueta B es para los coches diésel con emisiones más elevadas.

Para saber qué etiqueta ambiental tiene tu coche, debes comprobar el número de bastidor (VIN) en la ficha técnica y consultarlo en la web de la DGT. Si tu coche cumple con los requisitos para obtener una etiqueta ambiental, podrás solicitarla a través de la web de la DGT o en cualquier oficina de correos.

Si tu coche no tiene etiqueta ambiental, significa que no cumple con los requisitos para obtener una. En ese caso, es posible que tengas que pagar más impuestos o que te restrinjan el acceso a ciertas zonas de las ciudades en episodios de alta contaminación.

Si no tiene etiqueta, es posible que tengas que tomar medidas para reducir tu impacto en el medio ambiente o para evitar restricciones en el acceso a ciertas zonas de las ciudades. ¡Cuida el planeta y tu bolsillo!
Gracias por seguirnos hasta el final del artículo. Esperamos que la info te haya sido de ayuda para identificar si tu vehículo está al día con las normativas de emisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad