De qué están hechas las baterías de coches eléctricos

¿Te has preguntado alguna vez qué hay dentro de esas baterías gigantes que alimentan a los coches eléctricos? Pues aquí te lo contamos todo. Las baterías de los coches eléctricos están hechas de un montón de celdas pequeñas que contienen iones de litio. Estas celdas se agrupan en paquetes, que a su vez se unen para formar la batería completa. Pero no todo es tan sencillo como parece, ya que estas celdas contienen un montón de componentes diferentes que interactúan entre sí para producir la energía necesaria para mover el coche. En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre las baterías de los coches eléctricos. ¡Empezamos!

Componentes de baterías eléctricas para coches

Si estás pensando en comprar un coche eléctrico, es importante que conozcas los componentes principales de su batería. A continuación, te explicamos de qué están hechas las baterías de coches eléctricos.

Celdas: Las celdas son los bloques básicos que componen la batería. Estas celdas están hechas de materiales como el litio, el cobalto, el níquel y el manganeso, entre otros. Cada celda tiene una capacidad de almacenamiento de energía y la cantidad total de celdas en una batería determina su capacidad total.

Módulos: Los módulos son grupos de celdas que se unen para formar una unidad más grande. Esto es necesario para aumentar la capacidad de almacenamiento de energía de la batería. Los módulos también incluyen sistemas de refrigeración para mantener las celdas a la temperatura adecuada.

BMS: El BMS (Battery Management System) es un sistema de gestión de la batería que se encarga de controlar la carga y descarga de las celdas y módulos. El BMS también monitorea la temperatura y la tensión de la batería para asegurarse de que esté funcionando correctamente.

  Aprende a levantar tu moto en una rueda fácilmente

Conectores: Los conectores son los encargados de unir las celdas y módulos para formar la batería completa. Estos conectores también permiten que la batería se conecte al resto del vehículo para suministrar energía.

Cada uno de estos componentes es esencial para que la batería funcione correctamente y proporcione la energía necesaria para el vehículo.

Baterías para vehículos eléctricos: Tipos

Si estás pensando en comprarte un coche eléctrico, es importante que sepas que su funcionamiento depende de las baterías. Estas son las encargadas de almacenar la energía necesaria para que el motor eléctrico funcione y así puedas moverte por la ciudad de manera eficiente y ecológica. En este artículo te explicamos los diferentes tipos de baterías para vehículos eléctricos que existen en el mercado.

Baterías de iones de litio

Este es el tipo de batería más común en los coches eléctricos. Las baterías de iones de litio son ligeras, compactas y tienen una alta densidad de energía. Esto significa que pueden almacenar mucha energía en poco espacio y peso. Además, son recargables y no tienen efecto memoria, por lo que no es necesario que las descargues por completo antes de cargarlas de nuevo. No obstante, estas baterías son sensibles a las temperaturas extremas y a la sobrecarga, lo que puede reducir su vida útil.

Baterías de polímero de litio

Las baterías de polímero de litio son similares a las de iones de litio, pero en lugar de utilizar electrolitos líquidos, utilizan un gel que las hace más resistentes y seguras. Además, son más delgadas, flexibles y ligeras que las baterías de iones de litio, lo que las hace adecuadas para coches eléctricos pequeños y compactos. Sin embargo, también son más caras y tienen una menor densidad de energía.

  Cómo hacer un generador eléctrico con motor de moto

Baterías de níquel-hidruro metálico (NiMH)

Las baterías de NiMH son menos comunes en los coches eléctricos modernos debido a su menor densidad de energía y mayor peso en comparación con las baterías de iones de litio. No obstante, son más económicas y menos sensibles a las temperaturas extremas y a la sobrecarga. Además, son más respetuosas con el medio ambiente que las baterías de plomo-ácido, ya que no contienen metales pesados.

Baterías de plomo-ácido

Las baterías de plomo-ácido son las más antiguas y menos eficientes de las baterías para vehículos eléctricos. Son pesadas, voluminosas y tienen una baja densidad de energía, lo que significa que necesitan más espacio y peso para almacenar la misma cantidad de energía que las baterías de iones de litio. Además, son sensibles a la sobrecarga y tienen un efecto memoria, por lo que es necesario descargarlas por completo antes de cargarlas de nuevo. No obstante, son las más económicas del mercado y todavía se utilizan en algunos modelos de coches eléctricos de bajo costo.

No obstante, es importante que conozcas los diferentes tipos de baterías disponibles en el mercado para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Espero que el rollo sobre componentes químicos y tecnología de las baterías de coches eléctricos os haya molado. Un placer compartir estos voltios de sabiduría con vosotros. ¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir